• virginiabodega

¿Qué 'fotos' recuerdas de la Navidad de tu infancia?

Actualizado: 5 de nov de 2020


Si me preguntas ahora, con treinta y muchos, qué 'fotos' guarda mi retina con más cariño de la Navidad de mi infancia, diría que el día que salíamos al campo a recoger musgo para montar el belén, casi siempre con mi abuela; diría las cenas en familia, cuando mis tíos me hacían rabiar sin piedad; los días que pasábamos en Madrid, viendo luces, yendo al cine y alucinando con Cortilandia a hombros de mi abuelo… Si me preguntas qué es lo que más me gusta de la Navidad seguramente no diría los regalos, no hablaría de los juguetes… aunque estoy segura que de pequeña los ansiaba tanto como ahora lo hacen mis hijos.


Para ellos, Papá Noel y los Reyes Magos -sí, somos fans de ambos en casa- son sinónimo de abrir regalos, de novedad, de diversión y de juego. Sin embargo, me gustaría que cuando fuesen mayores, tanto como yo, recordaran sus navidades por la cena de Nochebuena con los abuelos y los tíos, por los chocolates con churros en la mañana del 25, por la locura de la Nochevieja con las primas o por los empujones y pisotones en lucha por un caramelo en la Cabalgata de los Reyes Magos.


Son recuerdos, recuerdos que calan, recuerdos que se guardan para siempre, que no se olvidan. Lo mismo que las fotos. Es más fácil recordar aquello que conservamos en fotografías y que vemos de vez en cuando, que recuperamos, que volvemos a vivir. Ya he llegado a lo mismo de siempre, las fotos, pensaréis.


Este año ha sido especial por muchas cosas. Por supuesto, por esta pandemia que lo ha puesto todo patas arriba. Pero este año también ha sido especial porque Gonzalo empezó el cole de mayores, porque consiguió abandonar el chupete en pleno confinamiento, porque me ayudó a cocinar espaguetis, porque logramos decir adiós al pañal; ha sido especial porque Rodrigo aprendió a atarse los cordones de las zapatillas, porque se le cayeron cuatro dientes de leche en sólo dos semanas, porque se ha convertido en todo un profesional fabricando burbujas cada vez que se lava las manos (y no son pocas veces al día).

Con niños, cada año es especial, cada día lo es. De manera que, a pesar de que este 2020 ha sido duro, a pesar de las dificultades, de que sabemos que hay muchas personas pasándolo mal o regular, precisamente por eso, debemos celebrar la vida, tenemos que disfrutar de lo que tenemos y ser felices por ello, aprovecharlo, porque cada minuto cuenta y porque cada momento es una oportunidad para crear recuerdos únicos. O eso creo yo.


Todo este rollo para contaros que he preparado esta sesión de fotos navideña para felicitaros estas próximas fiestas; también para tener un recuerdo de mis peques y, no menos importante, para disfrute de sus abuelas... Y para deciros también que estaré encantada si os apetece que hagamos una con vuestros peques, con toda la familia, junto a vuestro perro o con los abuelos; lo que más os apetezca. Espero de verdad que tengáis una Feliz Navidad.


Si te animas, ponte en contacto conmigo, escríbeme o llámame, y te cuento un poco más. Lo haremos al aire libre cuando el tiempo nos lo permita, cumpliendo las medidas de seguridad, trabajaré con mascarilla y guardaremos las distancias en todo momento.




229 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo